El fantasma de Canterville

footer

Los Otis llegan a Inglaterra para establecerse allí. Es por eso que el señor Otis compra un antiguo castillo. Toda la ciudad le advierte que en esa mansión habita el fantasma de Lord Canterville quien, hace más de trescientos años, asesinó a su esposa y luego desapareció misteriosamente. Pero Otis y su familia vienen de un mundo donde lo más importante es el dinero, lo mundano; todas estas historias les parecen supersticiones y cuentos pasados de moda. Así que el Señor Otis decide comprar el castillo con fantasma y todo, pues para él no hay nada que no se pueda solucionar con un buen cheque. Junto con el señor Otis, llegan su esposa Lucrecia, su bella hija Virginia y sus hijos pequeños, los mellizos. 

En la mansión los espera el señor Omni, el fiel servidor del Fantasma. Desde el primer día, el Fantasma hace sentir su presencia. Pero la incredibilidad de los Otis es inmensa y nada de lo que hace el fantasma los impresiona. Solo Virginia siente una inmensa curiosidad y respeto por él y por su historia y es quien descubre el verdadero valor de la mansión.