Noche oscura lugar tranquilo

footer

Ignacio, un escritor, decide vivir en el campo para, por fin, dedicarse a su oficio y acabar una novela. Va a Tibizaque junto con su esposa y allá se encuentran con Manuel, quien es el encargado de cuidar la casa.  El viaje a Tibizaque, que puede ser cualquier pueblo de nuestro país, devela la forma en que estos tres personajes, Magda, Ignacio y Manuel, intentarán sobreponerse al dolor profundo de la pérdida de las certezas, a la desconexión con la identidad, y a la ruptura de las estructuras tradicionales en una noche oscura donde siempre son la tres de la mañana. 

La obra deja traslucir que en nuestro país, las crisis del ámbito doméstico están imbricadas indisolublemente con un desgarramiento de las estructuras, que afecta a los colombianos en todos los niveles; el nuestro es un país en el cual el dolor y la ruptura del ámbito familiar, la turbulencia en las relaciones interpersonales y afectivas, la dificultad que tenemos como nación para lograr cualquier consenso, y la falta de conexiones utópicas para la vida, están profundamente ligadas al trauma de una sociedad rota por la violencia y la desigualdad.

La puesta en escena está enmarcada en un espacio minimalista. Un mundo en donde la poética y la teatralidad serán protagonistas para ir revelando la crisis espiritual, el derrumbe de los grandes relatos, y el sumergimiento en la duda. Un lugar para preguntarse ¿Hasta dónde puede llegar el ser humano? ¿Puede soportar el vacío? ¿Cuál es realmente el quiebre de una relación de pareja?

Obra merecedora del Premio de Dramaturgia 2015 y Beca de Creación y Estreno de Dramaturgia Colombiana, Mincultura 2017.