Se encuentra usted aquí

La congregación

La congregación

Ha combinado prolíficamente la actividad teatral y literaria en el ejercicio de la actuación, la dirección escénica y la dramaturgia. Su formación como actor y maestro en artes escénicas la realiza en la Academia Superior de Artes de Bogotá, ASAB (2004). Paralelo a sus estudios, experimenta como director en puestas en escena interdisciplinarias donde establece diálogos entre lenguajes como la danza, la música en vivo y el teatro.

Así, dirige piezas escénicas como El club de los corazones despistados, Poesía en vía de extensión, ganadora del premio Cultura en común, en el área de Literatura (2004, IDCT); Monólogos para angelitos, Premio de creación en el área de arte dramático (2005, IDCT); El infinito sin estrellas, Beca a jóvenes creadores teatrales (2006); Capítulo doce, Premio Bogotá un libro abierto, Bogotá Capital Mundial del Libro, 2007; Mejor composición coreográfica Festival Distrital de Danza de Bogotá, 2008 y La correspondencia, Beca de creación en danza (2008).

Gracias a los beneficios del premio Artistas Jóvenes Talentos otorgado por el ICETEX y el ministerio de Cultura, cursó sus estudios de posgrado en la Universidad Rey Juan Carlos en Madrid, España en el Master Oficial en Artes Escénicas e Interdisciplinarias (2008-2010). Cuenta con una amplia experiencia como director y actor. Actualmente adapta y dirige para el Teatro Nacional el Tratado de culinaria para mujeres tristes de Héctor Abad Faciolince y asume la dirección de la comedia Los bonobos producida por Casanovas producciones. Es docente de cátedra de la Pontifica Universidad Javeriana.

Camargo
La Congregación

Entre diciembre de 1984 y febrero de 1986 una ola de terror sacudió al Ecuador. Pilas de cadáveres de mujeres entre los ocho y los 20 años, todas vírgenes; fueron encontradas en lugares apartados, solitarios y boscosos. Según las investigaciones, las muertes habían sido producidas por estrangulamiento y asfixia mecánica con signos de violación casi al mismo momento de morir. Nadie imaginó que detrás de estas extrañas y atroces desapariciones estaría un hombre amable de débil aspecto, el colombiano, Daniel Camargo Barbosa. Esta pieza teatral, a través del misterio y el suspenso, descubre la vida íntima y los oscuros parajes mentales de uno de los asesinos en serie más aterradores de Latinoamérica, pues operó en países como Colombia, Brasil y Ecuador, sumando un aproximado de 157 víctimas en veinte años. Basada en hechos reales.