Se encuentra usted aquí

Corporación Cultural Teatro Estudio Alcaraván

Corporación Cultural Teatro Estudio Alcaraván

Teatro Estudio Alcaraván es un grupo de teatro profesional y estable que trabaja a partir de la creación colectiva gestando un espectáculo y un pensamiento; de esta manera genera una forma moderna de trabajo y producción artística. Desde 1997, bajo la dirección de Álvaro Rodríguez, el grupo crea obras de su propia autoría entre las que se destacan A trazos, En canto absurdo, La brújula, Contrafaz y las peregrinas, La soledad de los nadies, entre otras, que dan cuenta de la continua búsqueda de lenguajes artísticos como la alegría, el juego y la diversión, tan necesarios en la vida actual de nuestro país.

Ha realizado temporadas en salas de teatro como el Teatro La Candelaria, la Sala Seki Sano, el Teatro La Mama, Teatro El Local, Casa Teatrova, Casa Cultural Casagrande, Fundación Gilberto Alzate Avendaño (FUGA), bibliotecas públicas de Bogotá, entre otros. Desde el 2015 el grupo crea su propia sala y sede CASA TEA en el centro de Bogotá.

El grupo ha participado en diversos festivales a nivel distrital y nacional: Festival Puertas Abiertas (Bogotá D.C.); Festival de Teatro Alternativo Bogotá; Festival Artístico Nacional e Internacional de Cultura Popular (Bogotá D.C.); Festival a las Salas Alas (Bogotá D.C.); Festival Nacional e Internacional de Zarzal, Valle del Cauca; Encuentro Nacional e Internacional de Teatro de Barranquilla-ENITBAR, 2010 y 2017, Atlántico; Festival Selva adentro, 2017, Brisas,Chocó; Festival Calle Arriba, Calle Abajo, Armenia, Quindío; Festival de Mujeres en Es-cena Por la Paz, Bogotá; Festival Internacional de Teatro en Calles Abiertas, Aipe, Huila; Festival Averteatro, Neiva, Huila; Festival de Teatro Alternativo, Bogotá; Festival Cinexcusa, 2017, Neiva, Huila; Titiriteatro, Apartadó, Urabá; entre otros.

La caída de las águilas
La caída de las águilas

A través de las memorias de Ezequiel nos adentramos en La Curva del Silencio, un pueblo lleno de vida, color, folclor y tradición, acordonado por la premonición del horror, un pueblo avasallado por la violencia y por el olvido. Un pueblo en donde los victimarios también son víctimas de un sistema cruel que circunda las élites del territorio latinoamericano. La caída de las águilas es un viaje por la reflexión y por el duelo de ser parte de una guerra en donde el pueblo pone los muertos y se unta las manos con la sangre de sus hermanos, enriqueciendo al terrateniente y a esas fuerzas oscuras que tienen como única prioridad sus propios intereses.